Ana Carazo, Centro Zyanya - Bioestética

Tratamiento corporal

Arcillas de la Provenza, sales y aceites esenciales. Masajes y drenajes con aparato. Productos biológicos.

Tratamiento con arcillas y algas de la Provenza

Es un tratamiento que produce beneficios para el sistema circulatorio y linfático, relajando la musculatura. Los productos penetran en el cuerpo eliminando las toxinas y fortaleciendo los huesos.

Las arcillas se usan desde la antigüedad, proporcionan salud para el organismo y la piel. Éstas colaboran con la hidratación, ayudando a fijar las sales minerales que absorbemos por medio de la alimentación y aportan sales.

Las arcillas tienen la ventaja de que se pueden personalizar con las sinergias de aceites esenciales, que son absorbidas por el sistema circulatorio y mejoran la celulitis y la retención de líquidos. Conjuntamente con tisanas o tratamientos internos, hará que el sistema circulatorio tenga menos carga, tensión, etc...

Tratamiento corporal "Apsaras"

Con este tratamiento a base de aceites secos de masaje y sales, podrás descubrir a través de los sentidos un viaje hacia tu interior.

Tratamiento con Bioluminis

Equilibrio de tu salud, de tu energía y armonización de tus chakras.

Tratamiento para prevenir y combatir la celulitis

La celulitis debería considerarse algo más que una cuestión estética. Se trata de un cúmulo de grasa localizado fundamentalmente en las piernas, desde los tobillos a las caderas y glúteos y que afecta sobre todo a las mujeres.

Si se acumula en el organismo se convierte en algo patológico al impedir la buena y adecuada movilización de las articulaciones. Te ofrezco un tratamiento personalizado y abordado desde la salud, a base de arcillas y aceites esenciales.

La celulitis comprime los vasos linfáticos, lo que hace su recorrido más tortuoso y provoca una disminución de la capacidad de transporte de la linfa. Asimismo, la formación de linfa se ve mermada por existir también alteraciones en los canales prelinfáticos de los tejidos afectados. Esta acumulación de residuos hincha la piel y el tejido muscular, además de aumentar la fragilidad de los capilares sanguíneos (moratones o hematomas espontáneos a la mínima presión).

Algunas posturas poco saludables, como permanecer mucho tiempo sentados o utilizar calzado inadecuado, favorecen que aparezca en la parte interior de las piernas un edema más o menos marcado.

Con el tiempo, la hinchazón aumenta y produce la conocida piel de naranja, que se acompaña de un aumento del espesor de la piel (al acumular más agua, grasas y toxinas) y más sensibilidad al dolor. Es en esta celulitis flácida que notamos al palpar una superficie esponjosa y con pocos signos de endurecimiento, donde el drenaje linfático resulta más eficaz.

Esta terapia deberá acompañarse de un cambio de hábitos que incluya la práctica de ejercicio intenso de las piernas, evitar la toma de anticonceptivos, aumentar el consumo de frutas, verduras, hortalizas y reducir el de productos animales como carne, queso y embutidos, beber mucha agua, practicar alguna técnica de relajación...

Referencia: CuerpoMente (2000) Depura tu cuerpo con suavidad, ISSN 1576-4443

 

Imágenes de Patrick Smith y Bahman Farzad